¿Cómo podemos ayudarte?

Puedes navegar por los temas a continuación para encontrar lo que estás buscando.

Preguntas Generales

El desgaste del neumático afecta directamente a la seguridad del conductor y al rendimiento del vehículo. Para el conductor es determinante estar bien informado sobre cómo comprobar el desgaste de un neumático de forma regular.

Cuanto más profunda es la ranura situada en la superficie del neumático, mayor agarre ofrecerá el neumático. Se puede prevenir el riesgo de accidentes inesperados comprobando el desgaste de un neumático de forma regular.

Puede comprobar la profundidad de la ranura utilizando un Calibrador de Profundidad de la Banda de Rodadura del Neumático u observando el Indicador de Desgaste de la Banda de Rodadura en el lateral del neumático. Para garantizar un rendimiento y seguridad óptimos, los neumáticos deben reemplazarse cuando la ranura del neumático presente un desgaste por debajo de 2 mm a 3 mm.

La presión de los neumáticos debe comprobarse mensualmente o antes de realizar un largo viaje.

En caso de presión de aire baja, puede provocarse un incremento en el ancho del área de contacto, lo que causa una fuerza excesiva en ambos bordes de la banda de rodadura. La abrasión exterior puede dañar cada parte del neumático. También contribuye a una mayor inclinación del flanco en comparación con la inclinación de la presión de aire óptima, lo cual puede ser peligroso.

Debido a la forma inflada del neumático (como un globo), la fuerza se concentra en el centro. La fuerza desigual resultante a lo largo del área de contacto se convierte en la causa de la abrasión anormal.

El nivel de presión de aire óptimo para sus neumáticos está indicado en la parte interior de la puerta del coche, en la parte interior de la tapa del depósito o en el manual del vehículo (el emplazamiento de la pegatina puede variar dependiendo del país). IMPORTANTE: El número indicado en el flanco del neumático representa la presión de aire máxima. Por lo tanto, no utilice esta cifra como base de referencia.

1) Adquiera un calibrador de presión de aire certificado o lleve su vehículo al centro de servicio (o gasolinera) más cercano para su comprobación.
2) Los neumáticos deben comprobarse en estado “frío” (al menos tres horas después de conducir).
3) Inserte el calibrador en la válvula.
4) Compare el nivel de presión de aire obtenido con el nivel indicado en la puerta del coche.

IMPORTANTE: Si la cifra obtenida es mayor, libere aire hasta que la cifra coincida con la indicada en la puerta del coche.
Si la cifra obtenida es inferior, introduzca un poco de aire hasta que la cifra coincida con la indicada en la puerta del coche.

Puntos de venta

Siente la conexión
Lo único que te separa del camino, es lo que te une a él.

SÍGUENOS        

PATROCINADOR DE: patrocinador